Invisalign teen es una adapatación del tratamiento de ortodoncia invisible más avanzado para los más jóvenes de la casa. Especialmente indicado para la etapa de la adolescencia debido a una serie de peculiaridades que incluye  y que seguro que os van a encantar.

El tratamiento en esencia es capaz de corregir los problemas de maloclusión y mordida generados por los diferentes factores que afectan a nuestra salud bucodental. Mediante unos discretos alineadores que se renuevan cada dos semanas son capaces de generar dichos cambios. Estos alineadores están hechos a medida de modo que se adaptan a las necesidades que tengamos. Además y estéticamente cuentan con un factor muy importante. Son bastante difíciles de ver a simple vista, por lo que respetan nuestra imagen más que cualquier otro tratamiento de este tipo.

 

Diferencias

Las peculiaridades del tratamiento, y por lo que está específicamente recomendado para jóvenes y adolescentes es entre otras por la inclusión de los compliance indicators. Estos son unos señaladores de color azul. Que van a ir perdiendo su color a medida que se usen, hasta quedar prácticamente transparentes. Controlando de esta forma la cantidad de horas que se está utilizando.

Además el paquete incluye piezas de recambio. De modo que podemos adquirir un uso adicional si se deterioran o pierden los originales. También sirve de guía para las nuevas piezas dentales que irán naciendo y que son propias de esta etapa. Una etapa de desarrollo en la que nada mejor que un buen tratamiento de ortodoncia para afianzar nuestra salud oral y conseguir esa sonrisa que siempre hemos querido.

Eficacia

Basándonos en los estudios y opiniones de diferentes expertos podemos afirmar que esta técnica es una de las más eficaces. Además de tener dicha estrecha relación con el tratamiento Invisalign. El mismo en el que somos expertos certificados, y por lo que recomendamos especialmente este tipo de tratamientos. Puede solucionar patologías relacionadas con el alineamiento dental de cualquier tipo. Especialmente en mordidas imperfectas.

También es cierto que como todo tratamiento es esencial que se sigan las indicaciones del doctor. Concretamente con respecto al tiempo de uso. El paciente podrá quitar y poner los alineadores en cualquier momento. Pero se debe ser disciplinado y responsable, es decir, con un uso de 22 horas diarias.