La enfermedad de las encías (periodontitis), más conocida popularmente como la Piorrea consiste no solo en la inflamación y sangrado de las encías, sino que también afecta al hueso alveolar y al ligamento periodontal, fundamentales ambos para la sujeción de los dientes. La periodontitis destruye ambos poco a poco, lo que a la larga puede derivar en la pérdida de los dientes sino se pone remedio.

Además de este fatal desenlace, durante los últimos años la periodontitis también se ha ido relacionando con otras enfermedades como el alzhéimer, las dolencias cardiovasculares e incluso con ciertos tipos de cáncer. Esto ha puesto de manifiesto la importancia de cuidar la higiene oral no solo para mantener una salud bucal adecuada, sino para gozar de buena salud en general.

Ahora otro estudio ha añadido un hándicap más a la larga lista de los efectos de la periodontitis: la disfunción eréctil. Aparentemente ambas no tienen mucho en común, pero según un estudio de la Universidad Médica del Cantón (China) llevado a cabo en El Primer Hospital Afiliado los hombres que padecen periodontitis tienen hasta 2,8 veces más riesgo de sufrir disfunción eréctil, que se trata de la incapacidad para lograr y mantener la erección para tener una relación sexual plenamente satisfactoria.

La investigación consistió en la revisión de cinco estudios realizados entre 2009 y 2014 en los que se analizó a un total de 213.000 participantes de entre 20 y 80 años. Los resultados del análisis manifestaron que la disfunción eréctil se manifestaba más en los varones menores de 40 y mayores de 59 años que padecían periodontitis crónica, en concreto hasta 2,8 veces más.

Sobre esta asociación no existen demasiados estudios, solo los 5 que han analizado en este trabajo, por lo que son necesarios más trabajos que analicen esto más en profundidad y saquen conclusiones más contundentes. Con lo que se sabe hasta ahora, esta asociación se explica porque, según los expertos, la periodontitis podría generar una inflamación sistémica que provoque la disfunción del endotelio de los vasos sanguíneos, y como consecuencia, la disfunción eréctil. Además ambas patologías están estrechamente relacionadas con problemas de circulación sanguínea, es decir, que el flujo de sangre no llega con la intensidad suficiente a todo el organismo.

A falta de datos más claros y contundentes sobre este vínculo, los expertos recomiendan tener una buena higiene bucal y tratar enfermedades como la periodontitis cuanto antes, ya que de esta forma, según se ha podido observar en los estudios, mejoran los síntomas de la disfunción eréctil.