Debido a su tonalidad blanquecina y a su dureza parece que son varios huesos más del cuerpo humano, y aunque comparten un componente fundamental, la hidroxiapatita, no son lo mismo. El diente es un órgano anatómico duro compuesto por tejidos mineralizados de calcio, fósforo y magnesio, que son los que le otorgan esa dureza y por lo que es tan importante ingerir alimentos que contengan estos elementos. Está compuesto por diferentes partes:

Esmalte: se trata de la cubierta blanca alrededor de la pieza, es e l tejido más mineralizado y dura del organismo. Está compuesto en su mayoría por la hidroxiapatita, un mineral que no es soluble en agua pero que reacciona fácilmente con los ácidos que lo disuelven. Por este motivo los azúcares dañan tanto el esmalte, las bacterias al metabolizar el azúcar producen ácido, y de esta forma se adhieren a los dientes causando su deterioro.

Dentina: es una sustancia amarillenta que conforma la mayor parte del diente y es la encargada de otorgarle la tonalidad. Se trata también de un tejido mineralizado con hidroxiapatita, pero en menor proporción que el esmalte y más frágil.

Pulpa dentaria: la pulpa se puede definir como “el nervio del diente” ya que es un tejido conformado por diferentes nervios y vasos sanguíneos que permiten el riego sanguíneo hasta esta zona del cuerpo, proporcionando la sensibilidad del diente.

Cemento: la capa dura que recubre la raíz del diente y que lo une al hueso alveolar mediante el ligamento periodontal. La función de este cemento, que también contiene una alta cantidad de hidroxiapatita, es fijar el diente a la mandíbula y proporcionarle la estabilidad necesaria.

¿Cuándo se forman los dientes?

Estas estructuras mineralizadas, aunque comienzan a aparecer a los 6 meses conocidos como dientes de leche, lo cierto es que se empiezan a desarrollar durante la fase embrionaria del feto. Durante los primeros meses de vida, esta dentición temporal está compuesta por 20 piezas que sirven para que los más pequeños puedan comenzar a masticar los alimentos y puedan así digerirlos bien.

A partir de los 6 años estos dientes empiezan a caer y erupcionan los permanentes. La dentadura adulta, ya con más espacio, la componen 32 piezas dentales. En ocasiones pueden llegar a erupcionar los terceros molares, más conocidos como muelas del juicio, que si la mandíbula alberga espacio suficiente no hay problema, pero si no se dispone de él, entonces el odontólogo puede valorar su extracción para que no ocasione daños en los demás dientes.

 

 

¿Conoces el tratamiento Invisalign? Descubre el más avanzado tratamiento de ortodoncia con Iván Malagón Clinic.

 

*Foto: Corona dental (Wikimedia commons | Bin im Garten – CC BY-SA 3.0).