Según los informes, aproximadamente el 40% de las mujeres embarazadas sufren caries, un problema que los expertos aseguran que está asociado al parto prematuro y al bajo peso del bebé cuando nace. Con el fin de analizar el por qué de este vínculo, un equipo de investigadores de la Universidad de Hawai va a realizar un estudio tomando muestras de tejidos de mujeres que sufrieron este tipo de parto. Según las hipótesis, las bacterias orales que provocan las caries de las progenitoras pueden transportarse a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo incluida la placenta contribuyendo así a ocasionar enfermedades sistémicas.

El estudio se dividirá en dos fases, una primera en la que encontrar y diferenciar a los diferentes tipos de bacterias orales que se encuentren en la placenta. Una vez diferenciados los tipos de bacterias, el siguiente paso consistirá en idear fórmulas para reducir la transmisión bacteriana madre e hijo así como la transmisión de las bacterias orales a otras partes del cuerpo de la madre.

La salud oral durante la gestación

Además de la predisposición a las caries debido a los cambios en la saliva, existen otros problemas muy comunes entre las embarazadas:

-Riesgo de desgaste dental debido al aumento de caries y a las náuseas y vómitos típicos de la gestación

-Gingivitis del embarazo: al ser una época de constantes cambios hormonales y vasculares, es muy común esta patología entre las gestantes.

-Sequedad bucal: también provocada por los cambios hormonales

Para que tu salud dental no se resienta más de lo necesario, es recomendable que si estás embarazada extremes más tus cuidados de higiene oral, te mantengas hidratada y acudas con más regularidad al dentista para que controle la situación y se eviten problemas graves.