El embarazo es un momento muy especial. Durante esta etapa es muy importante cuidar la salud general sin olvidar la salud bucodental, ya que cualquier problema de la madre puede afectar a su bebé.

Es habitual que durante el tercer trimestre de embarazo y los primeros meses de lactancia las madres tengan una mayor predisposición a tener caries. Esto se debe a que la composición de la saliva cambia lo que hace que los dientes sean más vulnerables a esta patología. Además, esos cambios también pueden hacer que la madre tenga un mayor riesgo de desgaste dental.

Una de las enfermedades dentales más habituales entre las futuras mamás es la gingivitis del embarazo, es decir, la inflamación de las encías. Esto se debe a los cambios hormonales y vasculares que sufre la mujer durante el embarazo. La gingivitis también puede provocar movilidad dental aunque, en otros casos, también puede deberse a la relaxina, que provoca que toda la musculatura de la madre esté más laxa.

Esos cambios hormonales, además, pueden causar xerostomía fisiológica, es decir, sequedad bucal. Si la madre no ha sufrido xerostomía anteriormente se recomienda aumentar la ingesta de agua o tomar caramelos o chicles sin azúcar para favorecer la producción de saliva.

Cuidados bucodentales durante el embarazo

¿Qué cuidados bucodentales deben llevar las mujeres durante el embarazo?

El desgaste dental es otro de los problemas bucodentales habituales que se sufre durante el embarazo. Las náuseas y vómitos que muchas mujeres embarazas sufren provocan ácidos, lo que causa ese desgastes dental. En este caso particular es recomendable tomar muchos lácteos, como leche o queso, que ayudarán a que el esmalte se remineralice. Además, también es importante utilizar colutorio fluorado. Tu dentista te recomendará el más adecuado.

Durante tu embarazo, acude al dentista al menos una vez

Acudir al dentista es muy importante, especialmente si estás embarazada. Estas visitas no suponen ningún riesgo para ti y te ayudarán a evitar cualquier problema bucodental asociado al embarazo. Durante el primer trimestre es habitual someterse a una limpieza profesional para eliminar el sarro y la placa acumulados. Además, el dentista podrá evaluar el estado de tus dientes y descartar cualquier patología.

Durante el embarazo es vital que mantengas una correcta rutina de higiene bucodental, sin olvidarte del hilo dental. También es muy importante que cuides tu dieta y evites la ingesta de alimentos azucarados ya que estos favorecen la aparición de las caries.