Instagram, facebook y el resto de redes sociales han cambiado nuestra forma de ver el mundo. ¿Quién no quiere lucir una sonrisa blanca en sus redes? ¿Qué estamos dispuestos a dar a cambio? Existen diferentes tratamientos y caminos para llegar a tener una sonrisa perfecta.

Por un lado podemos optar por uno de los tratamientos que podemos adquirir y aplicar nosotros mismos. Por otro lado, y es lo recomendable, podemos acudir al dentista o experto y que nos asesore y realice el tratamiento de blanqueamiento. Es cierto que por muy seguros que sean estos tratamientos, generan un daño a corto o largo plazo, especialmente los autoaplicables. Por ello diferentes investigadores han desarrollado un proyecto en busca de un método nuevo y menos destructivo. Tal y como podemos observar en la publicación de ACS Biomaterials Science & Engineering.

Investigación

Como todos sabemos la superficie externa de nuestros dientes puede decolorarse al consumir diferentes alimentos y bebidas cómo el café o el vino. Por esta razón muchas personas optan por tratamientos blanqueadores no invasivos. En la actualidad el más común es el peróxido de hidrógeno. Trabaja con los electrones de las moléculas de pigmento que causan la decoloración de los dientes. Además este proceso se puede acelerar exponiendo los dientes a la luz azul. ¿Cuál es el principal inconveniente de este agente? Su alta concentración es capaz de erosionar el esmalte de nuestros dientes. Esto causa sensibilidad dental o muerte celular.

Xiaolei Wang y Lan Liao han desarrollado con su equipo una investigación exhaustiva en dicho terreno encontrando diferentes resultados. Manipularon nanopartículas de dióxido de titanio con polidopamina (nano-TiO2 @ PDA)  para que se activaran ante la luz azul. Al recubrir las partículas nano-TiO2 @ PDA de forma uniforme sobre el diente se consigue dicho blanqueamiento deseado. La peculiaridad es que no se encontraron daños significativos en el esmalte en la superficie del diente, además de que mostraba actividad antibacteriana contra ciertas bacterias.