El esmalte dental es el tejido más duro y más mineralizado del cuerpo. Por otro lado debemos cuidar mucho esta sustancia, ya que no se regenera. Es el encargado de cubrir la capa externa del diente, y por tanto es su parte más visible. Está formado por minerales, principalmente de hidroxiapatita. Su color es variable y su tono se mueve entre amarillo claro y blanco grisáceo. No es el principal responsable del color de tus dientes, puesto que es semitransparente.

El diente está formado por 3 capas principales:

  • Capa externa, llamada esmalte. Capa de entre 2 y 3 milímetros que recubre todo los dientes. Es insensible al dolor porque carece de terminaciones nerviosas, y es translúcido.
  • Capa intermedia, conocida como dentina. Se encuentra debajo del diente y es la principal responsable del color del diente. Sus propiedades son color; radiopacidad, translucidez, elasticidad, dureza, permeabilidad.
  • Capa interna, denominada pulpa. Bajo la dentina. Está formada por un tejido suave, en cuyo interior se encuentra el paquete vasculo-nervioso del diente. Este paquete está formado por diferentes nervios, una vena y una arteria. Las actividades principales que desempeña son inductora de la temperatura, formativa, nutritiva, sensitiva, defensiva, reparadora.

¿Cómo podemos ayudar al esmalte de nuestros dientes?

Bebe agua con Fluoruro. Este hábito ayuda de diferentes maneras. Primero parte del fluoruro se queda en la superficie de los dientes. Esto hace que sean más fuertes ante las caries. Segundo al ingerirlo el fluoruro estará presente en la saliva, dando una segunda oportunidad a tus dientes para absorberlo. Tercero al elegir agua en vez de otro refresco, estás eliminando una fuente común de azúcares que pueden contribuir a la caries dental.

Masticar chicle sin azúcar. Masticar este tipo de chicle te ayudará a incrementar la cantidad de saliva de tu boca, altamente positiva para tus dientes. Además la saliva puede ayudar a remineralizar y fortalecer el esmalte de los dientes.

Cepíllate con una crema dental que endurezca el esmalte. Debemos asegurarnos de proteger y endurecer el esmalte mientras limpiamos nuestros dientes. Para esto es esencial que utilicemos una crema dental o pasta rica en fluoruro. Te ayudará a tener un esmalte sano y fuerte.