Un grupo de estudiantes de la Universidad de Tecnología de Querétaro (México) han desarrollado un proyecto en el que pretenden generar Hidroxiapatita (HAP) a partir de huesos de bovino para remineralizar así el esmalte dental.

Como explicábamos en el artículo ‘¿De qué están hechos los dientes?’ este mineral, la Hidroxiapatita, es el componente fundamental del esmalte dental. Este mineral no es soluble en agua (aunque sí en diversos ácidos), y gracias a su alto porcentaje en la formación del esmalte, se trata del tejido más duro y mineralizado del organismo.  Como mencionábamos no es soluble en agua, pero los ácidos que generan las bacterias al metabolizar los azúcares sí lo erosionan poco a poco, por eso el azúcar es un elemento tan nocivo para nuestra salud oral. La pérdida de esta capa es irreversible, es decir, el esmalte dental no vuelve a crecer una vez se destruye, por eso es tan importante conservarlo bien.

En la actualidad, para intentar remineralizar el esmalte y evitar su erosión se utiliza sobre todo el flúor, que lo endurece y lo vuelve más resistente frente al ataque de los ácidos. Pero el proyecto que proponen los estudiantes de la Universidad de Querétaro consiste en obtener la HAP a partir de los huesos de vaca para así remineralizar el esmalte de una forma más eficaz sin utilizar fluoruros, que según explican estos permanecen en el organismo ya que el cuerpo no los elimina.

Destacan que la HAP, componente principal de nuestro esmalte de forma natural, es un material que el organismo no rechaza, es decir, es biocompatible además de otorgar una resistencia extraordinaria, algo que es fundamental en la función de los dientes.

Para obtener este mineral el proceso constó de dos fases: una de limpieza de los huesos, es decir, eliminar las proteínas y las grasas; y otra de activación de la HAP. De 1 kg de hueso se puede obtener hasta unos 250 gramos del mineral aseguran.

Próximos objetivos

La meta de este proyecto es idear un gel que se aplicase de forma similar al flúor para remineralizar los dientes de una manera sencilla y más eficaz que hasta ahora. Por el momento los resultados obtenidos son buenos y el material conseguido es HAP.