Al llegar a la tercera edad es común pensar que ciertas dolencias se deben a los típicos “achaques de la edad”, pero no por ello debemos dejarlo pasar por alto, especialmente si hablamos de la salud oral ya que los últimos estudios han demostrado la importancia que tiene mantenerla en la vejez para no perder calidad de vida. Una investigación de la Universidad nipona de Kyushu ha establecido que existe una relación entre la pérdida de dientes y el riesgo de sufrir demencia.

En el estudio participaron 1.566 sujetos con más de 60 años de edad a los cuáles se les realizó un seguimiento durante 5 años. Según los resultados los que tenían de 10 a 19 dientes tenían un 62% de riesgo de sufrir demencia; los que poseían de 1 a 9 piezas dentales incrementaban su riesgo hasta el 81% y los que no tenían ningún diente su riesgo se situaba en el 63%. El riesgo descendía considerablemente en aquellos individuos que disponían de 20 o más dientes. Estos datos demuestran que cuidar la salud oral al envejecer es fundamental para que no se pierda calidad de vida, ya que la demencia merma muchísimo las capacidades de la persona que la sufre y se vuelve dependiente.

Cómo cuidar la salud oral al envejecer

La pérdida de dientes no solo está relacionada con la demencia como sostiene el estudio que hemos mencionado, otras investigaciones también lo han relacionado con el riesgo de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis, patologías que como la demencia, merman mucho la calidad de vida. Pero es posible prevenir ciertos males y más a edad avanzada:

-No descuidar la higiene oral, es más, incrementarla.

-Llevar una dieta sana y equilibrada que aporte los nutrientes necesarios

-Acudir regularmente al dentista para que compruebe el estado de la boca

Según la Fundación para la Salud Oral, las personas que a los 74 años conservan todos sus dientes tienen más opciones de llegar a los 100 años.