Un profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Salvatore Sauro, en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad Federal do Rio grande do Sul (Brasil), han fabricado una nueva resina capaz de remineralizar caries y evitar su reaparición.

El material en cuestión se trata de halloysite, un nano-mineral bioactivo que dispone de unos nanotubos ideales para transportar agentes antibacterianos como el triclosan, el que este equipo ha utilizado durante sus experimentos. Según explica el doctor Sauro, el halloysite es un mineral natural, biocompatible y nada tóxico que ya se ha utilizado antes en cosmética, medicamentos para la cicatrización y quemaduras… pero en el campo de la odontología no se le había dado uso alguno, hasta ahora.

Cuando se produce una caries, los tratamientos mínimamente invasivos consisten en eliminar la menor parte posible de la dentina afectada y remineralizarlo. Con este nuevo producto, el halloysite, es posible remineralizar los tejidos cariados a la vez que se administran fármacos terapéuticos antibacterianos evitando así su reaparición. Curar y prevenir, todo en uno.

En la investigación utilizaron el halloysite tanto solo como transportando triclosan, un medicamento muy potente que actúa contra las bacterias. Elaboraron varios tipos de resinas con diferentes concentraciones de triclosan: del 5%, del 10% y del 20%. Los resultados de las pruebas demostraron que la resina con la concentración más alta de triclosan (20%) era la más bioactiva favoreciendo más la remineralización de los tejidos.

En la odontología la durabilidad, resistencia y también la estética son los factores que más se deben tener en cuenta, y según los resultados de las pruebas con halloysite, este material cumple todos los requisitos para posicionarse como un mineral muy prometedor para la elaboración de nuevos composites.