Se usa el término “lengua de fresa” para describir una lengua que está hinchada y llena de irregularidades. Es un síntoma de una afección subyacente. En este  caso la lengua suele tener un color rojo. Dicho color junto con las irregularidades ya nombradas son los que darán esta especie de parecido a fresa o frambuesa.

En caso es sufrir lengua de fresa, la lengua de la persona se verá más irregular de lo normal. Se puede desarrollar alergias a alimentos y medicamentos. Su tratamiento dependerá de la verdadera causa que esté generando este efecto secundario.

Síntomas:

  1. Lengua roja, en muchos casos acompañada de manchas blancas.
  2. Enrojecimiento e hinchazón.
  3. Inflamación de la lengua en general e irregularidades.
  4. Estos síntomas irán acompañados de dolor y en algunos casos de otros efectos secundarios.

Causas:

  • Entre las posibles causas debemos tener en cuenta la enfermedad de Kawasaki. Una condición que generalmente afecta a los niños. Causa que ciertas arterias se inflamen. Además de ojos rojos, fiebre alta, erupción cutánea o peeling de la piel.
  • La escarlatina es una infección bacteriana que puede desarrollarse cuando una persona tiene faringitis estreptocócica. Afecta más comúnmente a niños de 5 a 15 años. Causa una erupción roja que cubre la mayor parte del cuerpo, áreas rojas brillantes en los pliegues de la piel, fiebre alta, dolor de garganta y dolor de cabeza.
  • El síndrome de shock tóxico es una complicación rara que se ha asociado con el uso de tampones y gasas nasales. El TSS generalmente es causado por una infección con la bacteria Staphylococcus aureus. Además de una lengua de fresas, TSS puede causar los siguientes síntomas repentinamente: fiebre alta, un dolor de cabeza, dolor de garganta, dolores, náuseas, vómitos o diarrea.
  • Una deficiencia en vitamina B12 puede causar también dicha patología. Incluyendo cansancio, debilidad, problemas de memoria, entumecimiento u hormigueo o glositis.