Siempre queremos mejorar nuestra sonrisa. Sin embargo cuando pensamos en ello usualmente centramos nuestra mejora en el blanco de nuestro dientes y no reparamos en lo demás. Entre los factores más relevantes para que nuestra sonrisa sea perfecta se encuentran nuestras encías. El color, la forma, si tiene manchas, si se inflama, incluso si sufres un sangrado frecuente. Todo influye a nuestra estética oral y en la mayoría de los casos también a nuestra salud. Por esta razón tratamientos como Invisalign son demandados cada día con mayor frecuencia.

Por todo esto hoy repasamos los principales tratamientos y pequeñas intervenciones que pueden sacar a nuestra sonrisa todo el partido que se merece.

Peeling de encías. Con el paso del tiempo y los hábitos poco saludables nuestras encías pueden perder su color rosado, estéticamente esto es completamente perjudicial, ya que  dicho color es el reflejo de una sonrisa sana. Gracias a nuevas terapias como el peeling gingival o de encías podemos recuperar ese tono rosado. Se trata de una técnica de microabrasión que elimina las capas superficiales teñidas, es decir, un procedimiento sencillo, realizado bajo anestesia local, que no causa dolor posterior y, que además, cicatriza de forma rápida.

Ozonoterapia. Complementando el anterior tratamiento también podemos encontrarnos esta alternativa. Se utiliza para el mantenimiento del tono sonrosado de las encías. Especialmente tras un peeling gingival. Mediante estas sesiones podemos oxigenar encías, devolviéndoles su color y consistencia. Tiene una especial eficacia en fumadores y encías maduras.

Cirugía estética de encías

En último lugar debemos hablar de cirugía estética de encías y sus principales aplicaciones:

  • Alargamiento coronario. Cuando la encía está inflamada y por este motivo cubre parte del diente, podemos remodelarla consiguiendo el tamaño más adecuado para este. De hecho, este tipo de intervenciones está indicada para proporcionar una mayor longitud a determinados dientes. Así como para realizar restauraciones dentales, o simplemente por estética
  • Cuando el problema es que la encía se ha retraído y por este motivo deja al descubierto las raíces del diente, podemos restablecer su nivel original mediante un injerto.
  • Contorneado estético gingival o gingivectomía. Se trata de una técnica con la que podemos dar forma a las encías para conseguir la consistencia y arquitectura deseada.