¿Quieres un cambio en tu sonrisa? ¿rejuvenecerla? Sonreír aporta muchísimos beneficios para la salud y es un síntoma de felicidad, ¿qué mejor que hacerlo con una estupenda? Te contamos varios tratamientos que ayudan a mejorar tu sonrisa de una forma rápida y muy eficaz:

Para un tono armónico y natural

Con el paso del tiempo es habitual que el color de nuestros dientes pierda intensidad o se vuelva de un tono más amarillento, salga alguna mancha en ciertos dientes… Para solucionar esos pequeños problemas que ‘afean’ un poco la sonrisa existen varios tratamientos que no requieren de mucho tiempo pero que los resultados son extraordinarios. Te hablamos del blanqueamiento dental con luz LED y de las carillas.

Blanqueamiento dental con luz LED: es una de las formas de blanqueamiento más utilizadas y eficaces en poco tiempo. Con esta técnica, en tan solo una hora de tratamiento en la clínica el paciente verá como el color de sus dientes se aclara “hasta 10 veces”. Es un sistema totalmente seguro en manos de un profesional experimentado cuya eficacia se nota desde el minuto uno. Eso sí, durante los primeros días tras realizarse este tratamiento “el esmalte está más vulnerable a los cambios de tinción” explica el doctor Iván Malagón, por lo que se recomienda no esperar al último momento para hacérselo para disfrutar sin restricciones de las comidas navideñas.

Carillas: cómo explicaba el doctor Malagón en este vídeo, las carillas dentales son unas láminas muy finas que se adhieren a los dientes para mejorar el tono, unificarlo o resolver algún defecto de forma que se tenga en los dientes. Existen diferentes tipos de carillas dentales: de porcelana, de composite o lumineers, pero el doctor recomienda sin duda las que no son invasivas con el diente, es decir, las carillas lumineers o de composite. Las carillas de porcelana, aunque su color no se degrada con el paso del tiempo y no necesitan mantenimiento, sí requieren tallar un poco el diente para su colocación, y esa parte que se talla no vuelve a regenerarse, es totalmente irreversible. En cuanto a las otras dos opciones, no son soluciones invasivas, como hemos explicado son finísimas láminas que se adhieren, la superficie dental queda intacta, por eso son más recomendables.

Recuperar la vitalidad de las encías

Las encías son las grandes olvidadas cuando hablamos de la sonrisa o de la higiene oral, pero lo cierto es que son un elemento importantísimo tanto para nuestra salud oral como para gozar de una sonrisa bonita. Para lograr rejuvenecerlas y que muestren un aspecto saludable os informamos de dos tratamientos muy eficaces: el peeling gingival y la ozonoterapia.

Peeling gingival: esta técnica consiste en eliminar las capas superficiales de la encía que se han desgastado por el paso del tiempo o por hábitos nocivos y dan ese aspecto “poco saludable”. Mediante la microabrasión se eliminan estas capas para dejar visibles los tejidos sanos y que aportan vitalidad y un aspecto muy saludable a la hora de sonreír.

Ozonoterapia: este método consiste en devolver ese color sonrosado símbolo de las encías sanas mediante la oxigenación de estas. Además de un color más saludable, también les aporta una mejor consistencia. Esta terapia se recomienda realizarla tras un peeling gingival para lograr unos resultados espectaculares, y además, es una técnica muy recomendada para las personas fumadoras, ya que el tabaco reduce el aporte de oxígeno a las encías y las debilita.