Cada día más personas se unen a la ola de los avances y el desarrollo tecnológico en el campo de la salud. Y es que la salud siempre mira hacia el futuro, hacia la investigación. Actualmente los alineadores de plástico han crecido en popularidad, con datos increíbles. Convirtiéndose en la clara alternativa a los molestos aparatos metálicos. Una vez superado dicho tratamiento, los pacientes utilizan los retenedores, para mantener perfecta su sonrisa.  Pero estos aparatos también necesitan cuidado e higiene, ya que si no pueden contaminarse. Un reciente estudio apunta su solución a una película que evita el paso de las bacterias y los mantiene seguros.

Según datos de la Asociación Estadounidense de Ortodoncistas, asociación de la cuál es miembro activo el Doctor Iván Malagón, más de 5 millones de personas buscan tratamientos de ortodoncia cada año. Además se utilizan una serie de aparatos ortopédicos y alineadores con el fin de solucionar la maloclusión, malamordida  o complicación que suframos. Los alineadores o retenedores son transparentes. Se conocen como COA, dispositivos transparentes de superposición. Y se obtienen mediante el molde realizado por el experto en base a la boca del paciente.

Investigación

Las bacterias se acumulan con frecuencia en los COA como biofilms. Difíciles de tratar, y que degradan y desgastan los plásticos fácilmente. Los científicos han recurrido al desarrollo de revestimientos simples y asequibles para combatir su desgaste. Para ello se basan en recubrimientos antibacterianos superhidrófilos en otros dispositivos médicos. Así destacamos a Hyo-Won Ahn y Jinkee Hong. Estos expertos trataron de exportar dicho método a lo COA en el entorno oral.

Como base de la investigación se tomó una lámina de tereftalato de polietileno que se modificó con glicol (PETG) y capas de carboximetilcelulosa y quitosano. Esta película generó una superficie superhidrófila que evitaba que las bacterias se adhirieran. El plástico recubierto también era más resistente y más duradero, incluso cuando se probó con saliva artificial y varias soluciones ácidas.