Floss4Hace pocos meses saltó la polémica sobre los dudosos beneficios para la salud oral del uso del hilo o seda dental ya que, según los medios que lanzaron la noticia, resulta que no había una demostración científica concluyente que respaldase estos logros. La falta de estudios o ensayos sobre los beneficios o inconvenientes que planteaba esta práctica, hizo que muchos empezasen a dudar de sí utilizar el hilo dental de verdad les iba a beneficiar.

Numerosos profesionales de la odontología así como numerosas asociaciones se apresuraron a disipar estas dudas alegando que el hilo dental es altamente beneficioso en el cuidado de nuestra salud buco-dental, y alegaron que aunque no haya un gran número de estudios que analicen este tema, los profesionales que día a día tratan a los pacientes sí que son testigos de sus beneficios.  Utilizarlo aporta una limpieza más eficaz y permite eliminar los restos de comida y placa entre los dientes, lugares en los que el simple cepillado no alcanza a limpiar del todo.

Elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades

Hay muchos productos recomendados para limpiar a la perfección los recovecos entre los dientes: el hilo dental tradicional, irrigadores de agua, unos cepillos muy pequeños (pre-hilo) que consiguen llegar mejor a estas zonas que los cepillos normales, removedores de placa…etc. Para saber cuál es la mejor opción es aconsejable acudir al dentista y seguir sus recomendaciones en función de los problemas a tratar.

¿Usar el hilo dental antes o después del cepillado?

En una encuesta reciente de la Asociación Dental Americana (ADA) un 53% de los que respondieron afirmaba cepillarse los dientes antes de utilizar el hilo frente al 47% que afirmaba hacerlo después. ¿Cuál es la mejor opción? Ambas. Cómo explican desde la web de ADA, no existe una opción predilecta, lo único recomendable es realizar esta práctica una vez al día, cuando cada uno pueda dedicarle el tiempo que requiera, lo importante es ser lo suficientemente minucioso para eliminar bien todos los restos. No importa si se hace por la mañana, después de comer o antes de irse a dormir, mientras se realice una vez al día y de forma eficaz, el momento es lo de menos.

Los niños también deben utilizar el hilo dental

Además de inculcarles desde bien pequeños la rutina de cepillarse los dientes también hay que asegurarse de que aprendan a utilizar la seda dental. Hasta los 10-11 años se recomienda que los padres les ayuden a pasar el hilo ya que antes no son capaces de pasarse el hilo correctamente. ¿Cuándo empezar? Tan pronto como tenga dos dientes juntos es hora de pasar el hilo.

Cómo utilizar el hilo dental correctamente: La ADA muestra en este vídeo cómo hacerlo para no dañar las encías y lograr eliminar todos los restos de comida y placa: