Invisalign es una de las técnicas de ortodoncia más avanzadas que existen. Los alineadores transparentes utilizados durante todo el tratamiento permiten que el profesional experto en la técnica Invisalign decida qué fuerza debe aplicar en cada pieza dental para que esta se mueva a la posición correcta.

Esta fuerza será dirigida en cualquier parte de la superficie del diente puesto que las fuerzas se aplican en función de la necesidad, para eso es necesario en determinadas ocasiones el uso de los ataches, o attachments, que son unos pequeños dispositivos de resina estética del color del diente, que hacen más predecible determinados movimientos que son más complicados cuando la anatomía del diente no es la más apropiada.

¿Qué son los ataches Invisalign?

En algunos casos el ortodoncista experto en Invisalign se debe ayudar de los attachments, o ataches, fabricados con una resina estética de color similar al del diente que se adhiere en la zona media de piezas dentales específicas, sin dañarlas, para que el alineador se ancle mejor a ellas y así las fuerzas se transmitan adecuadamente para conseguir el movimiento.

Los ataches están fabricados en una resina de color similar al de los dientes

Los ataches están fabricados en una resina de color similar al de los dientes.

Estos ataches se colocan tan solo en dientes determinados según las necesidades de cada paciente ya que, en algunos caso, el alineador por sí solo no podría realizar el movimiento necesario para que el diente modifique su posición.

Estos tienen formas muy variadas: cuadrada, ovalada, elipsoidal…Tanto su forma como su número, tamaño y dónde están colocados viene determinado por el tipo de problema que presenta ese paciente y por el profesional experto en Invisalign bajo su experiencia.

¿Cómo se colocan los ataches?

Su colocación es muy sencilla. Cada profesional dispone de un ‘attachment template’, que es como una guía, a la medida de cada paciente, para adherir los ataches en la posición correcta, previo diseño del profesional.

A partir de sus indicaciones, los técnicos de Invisalign le remitirán esta plantilla, similar a un alineador, en la que se indica dónde colocar esos pequeños relieves de resina. Esa plantilla tiene pequeñas protuberancias, de la forma adecuada al problema de malposición del paciente, que se rellenan. Cuando esta se endurece, se retira la plantilla para que se pueda utilizar el alineador correspondiente.

A través del software Clincheck es posible que el odontólogo, experto en Invisalign, determine dónde colocar los ataches

A través del software Clincheck es posible que el odontólogo, experto en Invisalign, determine dónde colocar los ataches.

Su retirada es igual de simple. Su dentista simplemente pulirá con cuidado la superficie del diente donde se encuentre el atache para que este se caiga. Si en algún momento durante el tratamiento el attachment se desprende de sus dientes es necesario que lo comunique de inmediato a su ortodoncista para que este lo vuelva a colocar ya que el atache es un complemento necesario para que su tratamiento con Invisalign funcione.