Según una investigación reciente de la British Orthodontic Society cada vez son más los adultos mayores de 18 años que deciden someterse a un tratamiento de ortodoncia para corregir la alineación de sus dientes, un tratamiento que solía asociarse a un público más joven. La preocupación por la estética y la salud dental en los últimos años ha propiciado que la sociedad tenga una mayor concienciación sobre lo importante que es cuidar la salud de nuestra boca, y entre los factores a considerar, está la alineación dental.

Tener los dientes correctamente posicionados no es una simple cuestión estética para lograr una sonrisa perfecta, va mucho más allá. Cuando las piezas dentales no están correctamente alineados reciben unas cargas excesivas durante la masticación debido a que las fuerzas no se reparten de manera equitativa y esto ocasiona que se formen bolsas periodontales, que algún diente choque con otro y se generen microfisuras…. Y ya si se practica deporte con asiduidad las consecuencias son mayores y puede incluso llegar a provocar dolores de cabeza, problemas de equilibrio o calambres.

Solución a cualquier problema de maloclusión

Sea cual sea el tipo de maloclusión dental existe un tratamiento que además de solucionar el problema lo hace de una forma más cómoda, indolora y discreta: la ortodoncia invisible invisalign. Con Invisalign y un ortodoncista experto que conozca a fondo todas las posibilidades de dicha técnica cualquier problema de alineación, mordida cruzada, apiñamiento o arcada estrecha, entre otros muchos, queda solucionado en un plazo máximo de 24 meses para los casos más graves y entre 3 y 7 meses para los más leves.

Invisalign es un tratamiento totalmente personalizado, desde la empresa fabricante Align Technology tienen claro que cada paciente es único y por tanto su solución requerirá de un tratamiento diferente y exclusivo. Esta ortodoncia invisible se compone de unos alineadores (aligners) transparentes diseñados en exclusiva para cada paciente según las indicaciones del ortodoncista tras un minucioso estudio de la boca del paciente y un plan de acción personalizado. Una vez que se han fabricado los alineadores y el odontólogo ha elaborado el plan a seguir, el paciente comienza a llevarlos y se le irán cambiando cada dos semanas aproximadamente para que poco a poco los dientes vayan realizando los movimientos estipulados con las fuerzas necesarias. Cabe recordar que se trata de una ortodoncia extraíble, es decir, se debe quitar para comer y para cepillarse los dientes, de forma que no interfiera en estas rutinas diarias y facilite tanto la higiene dental como comer agusto.

Tratamientos

El grado de personalización de Invisalign va más allá de que cada alineador esté fabricado de forma totalmente exclusiva para cada paciente según sus necesidades, también ofrece tres tipos diferentes de tratamiento:

Invisalign Lite: ideado para problemas menores de malposición como pequeños apiñamientos, rotaciones o dientes ligeramente descolocados tras un tratamiento de ortodoncia anterior al no haber usado retenedores. Se utilizan un máximo de 14 alineadores y su duración no excede los 7 meses.

Invisalign Teen: este tipo está pensado para el público adolescente adaptándose a su dentición, que es algo diferente a la de los adultos. Pensando en ellos también dispone de unos indicadores de color azul en los alineadores que con el uso debido va perdiendo la tonalidad. Esto tiene como función “chivar” al especialista si el paciente se ha puesto la ortodoncia el tiempo necesario.

Invisalign Full: está enfocado a los tratamientos más complejos que duran entre 15 y 24 meses. El especialista puede utilizar para alcanzar el objetivo final tantos alineadores como crea necesario, el número disponible en esta opción es ilimitado.