Os mostramos un nuevo caso clínico tratado en Iván Malagón*Clinic con la técnica de ortodoncia invisible Invisalign. La paciente tenía mordida abierta anterior por que no solapaban los dientes superiores a los inferiores.

La sonrisa de la paciente antes de comenzar su tratamiento con la técnica de ortodoncia invisible Invisalign

La sonrisa de la paciente antes de comenzar su tratamiento con la técnica de ortodoncia invisible Invisalign.

La paciente, además, presentaba macroglosia, un trastorno en el que la lengua es más grande de lo normal. Esto provocó durante la época de desarrollo y erupción de la paciente, es decir, entre los 6 y los 9 años, esta situación provocó que los incisivos no erupcionaran a su posición ideal desde el punto de vista vertical, de manera que la lengua se interponía entre estos incisivos superiores e inferiores provocando dicha mordida abierta anterior.

A partir de ese momento, se estableció una deglución atípica provocada por la necesidad de la paciente de meter la lengua entre los dientes para tragar saliva o alimentos, intentando conseguir una presión negativa que facilitara la ingesta del bolo alimenticio, lo que provocó que permaneciera y se consolidara esa maloclusión.

El plan de tratamiento iba dirigido a modelar los huesos maxilar y mandíbula para crear espacio para la lengua y cerrar esa mordida abierta anterior extruyendo tanto incisivos superiores e inferiores hasta conseguir una adecuada sobremordida que, a su vez, evitara la interposición lingual.

Aspecto de la dentadura de la paciente antes de someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign

Aspecto de la dentadura de la paciente antes de someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.

El primer paso del tratamiento fue realizar un escaneo completo de la dentadura de la paciente y su mordida con el escáner iTero. Estas imágenes fueron tratadas mediante el software informático Clincheck que permite diseñar por completo el tratamiento con la técnica de ortodoncia invisible Invisalign.

Tras el tratamiento la paciente consiguió que su maxilar adquiriera el suficiente espacio para, por un lado, que sus dientes estuvieran correctamente posicionados y, por otro, que su lengua tuviera el suficiente espacio y así no empujara sus dientes.

Aspecto de la dentadura de la paciente después de someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign

Aspecto de la dentadura de la paciente después de someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.

La ortodoncia invisible Invisalign permitió a la paciente mantener sus hábitos diarios sin preocuparse. Además, dado que los alineadores deben quitarse para comer, la paciente pudo mantener una correcta higiene bucodental diariamente. Tras el tratamiento consiguió que su sonrisa cambiara por completo y dijo adiós a los complejos. Sus dientes se alinearon correctamente y logró que su sonrisa fuera bonita y armónica con el resto de su rostro.

Comparativa de la sonrisa de la paciente antes y después del tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign

Comparativa de la sonrisa de la paciente antes y después del tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.