BRACKETS LINGUALES

Se trata de un sistema de ortodoncia similar a los tradicionales pero en este caso se colocan en la cara interna de los dientes. Con ellos se consiguen los mismos objetivos -la colocación de los dientes- pero con la ventaja de que prácticamente no se ven.

El bracket lingual se hace a medida de cada diente. Uno de los inconvenientes de este tipo de técnicas es que son más incómodas para la lengua y para mantener una higiene adecuada, ya que los aparatos son fijos y dificultan el cepillado.

 

¿QUÉ SISTEMA ES MEJOR?

Si lo que se persigue es un tratamiento de ortodoncia discreto y eficaz, sin duda la mejor opción es Invisalign ya que además de que prácticamente nadie nota que lo llevas, sus alineadores son extraíbles y permiten comer de todo y limpiar todas las zonas de la boca a la perfección.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

Asimismo, cuando se compara con los otros tratamientos nos encontramos que el tratamiento dura más tiempo que la ortodoncia con los brackets convencionales. Aunque la duración de la terapia varía en función de cada paciente y del tipo de maloclusión, su uso suele deberse a motivos estéticos dada su invisibilidad.

EFECTOS NEGATIVOS

Dada su posición (en la cara inferior de los dientes) resultan más incómodos para la lengua y su limpieza resulta bastante más complicada.

¿PUEDO FUMAR Y COMER DE TODO?

El tabaco siempre está desaconsejado se lleve el tipo de ortodoncia que se lleve ya que es un elemento muy nocivo para la salud oral. En cuanto a la dieta, cosas como chicles, pelar pipas con la boca o comer alimentos duros como bocadillos pueden, además de hacernos algo de daño debido a la presión que ejercen los brackets, dejar muchos restos de alimentos pegados en ellos que sean muy difíciles de eliminar con el cepillado.