×

Tips para cuidar la salud oral durante el embarazo

Cuidados bucodentales durante el embarazo

¿Embarazada? Una etapa interesante y llena de cambios, y entre tanto cambio la salud oral también se altera si no se siguen unas pautas correctas de higiene oral. Si ya de por sí es una persona muy pulcra con su salud bucal ¡excelente! Siga así, pero si no es el caso, es necesario incrementar la limpieza dental ya que estudios recientes han demostrado que una mala higiene bucal puede provocar partos prematuros. Para este y otros riesgos, la Asociación Dental Americana (ADA) responde a las cuestiones más demandadas por las mujeres embarazadas sobre los cuidados orales:

¿Es normal la pérdida de algún diente durante el embarazo?  No, para nada, eso es un mito muy alejado de la realidad. Si eso llega a ocurrir es por algún problema que se arrastraba desde hace tiempo, no tratado y que con el embarazo se ha agudizado. Lo que sí que es habitual notar es cierta movilidad en los dientes (aunque no se padezca periodontitis) debido al aumento de los niveles de progesterona y estrógenos. Normalmente tras dar a luz se normaliza, pero es preferible asegurar que todo está bien y visitar al dentista si se nota cierta movilidad.

¿Por qué sangran más las encías? Aunque parezca alarmante a simple vista, es habitual. Las mujeres embarazadas suelen padecer gingivitis debido a la revolución hormonal que sufre su cuerpo, que hace que sus encías se tornen más sensibles a la placa dental y sangren más frecuentemente. Para mantenerla bajo control hay que mantener una higiene oral adecuada cada día y acudir regularmente al dentista para que lleve un seguimiento y no se descontrole.

¿Las náuseas perjudican a los dientes? Sí, y aunque las náuseas y vómitos durante esta etapa son habituales y no se pueden evitar, lo que sí se puede hacer es minimizar los daños que hacen. Al vomitar, los ácidos del estómago dañan mucho el esmalte dental, pero si cepillamos los dientes inmediatamente después los daños son todavía mayores, por lo que lo ideal es tan solo enjuagarse con agua o con una cucharadita de bicarbonato de sodio y esperar una media hora para el cepillado.

¿Es seguro para el bebé visitar al dentista estando embarazada? No solo es seguro sino que es muy recomendable. Como hemos mencionado antes, las embarazadas son más propensas a sufrir gingivitis, por lo que es mejor que el especialista lleve un seguimiento de la boca, incluso puede recomendar alguna limpieza para mejorar los problemas de encías.

¿Y los rayos x? Las radiografías rutinarias suelen dejarse para después del embarazo, pero cuando existe algún problema dental grave es necesario tomarlas cuanto antes, pero no por ello implica riesgos. Si se cubre con un delantal protector para minimizar la exposición en el abdomen y con otro protector para el cuello para proteger la tiroides, los riesgos para el bebé son mínimos.

Si tengo que realizarme algún procedimiento dental… ¿es seguro o es mejor esperar? Tratamientos como un empaste o la colocación de coronas son seguros y además recomendables para evitar infecciones que sí pueden ser peligrosas para el bebé. El único problema que pueden tener es el sentarse bien en la silla del dentista, que si el embarazo está ya muy avanzado puede resultar muy incómodo, por ello es mejor realizarse estos procedimientos antes del tercer trimestre. Otros procedimientos cosméticos como un blanqueamiento sí que deben esperar a después.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Newsletter