Ortodoncia / Ortodoncia infantil

Ortodoncia infantil

La primera visita al odontopediatra debe tener lugar con la erupción del primer diente. Si no se ha hecho, a los 3 años, con la dentición temporal completa, es otro buen momento para que valore el estado de salud de dientes y encías de los más pequeños de la casa.

Además, ayudará a detectar problemas que pueden necesitar de un seguimiento:

  • Problemas derivados de hábitos: niños con hábito de succión del pulgar, respiran por la boca, interponen la lengua al tragar, o llevan chupete después de los dos años.
  • Genética. Maloclusiones con una carga genética importante.

Estos problemas los podemos corregir con aparatos fijos o removibles y cuyo tiempo de uso varía en función del problema y las características de cada niño.

Entre los 7 y los 11 años es el mejor momento para guiar el crecimiento de los maxilares y mejorar el tono de la musculatura de la cara. La corrección de la colocación de los dientes puede esperar al momento en que el niño ya tenga todas las piezas definitivas.

En esta etapa realizamos ortodoncia funcional o interceptiva, mediante diferentes aparatos de control ortopédico para coordinar el crecimiento y la posición de los maxilares, equilibrar las fuerzas de la articulación temporomandibular, conseguir una estética facial armónica, proteger los dientes de desgastes prematuros y de problemas de encías, mejorar la higiene dental y la colocación de los dientes.

Pedir cita