La palabra sarro nos hace pensar inmediatamente en la boca, los dientes, la salud oral….en definitiva, algo relacionado con la odontología y con la salud de nuestra dentadura, pero, ¿qué es exactamente el sarro?

Recordemos primero qué es la placa dental: como explicábamos en entradas anteriores, se denomina así a los biofilms bacterianos, esos conjuntos de ecosistemas plagados de bacterias que habitan en nuestra boca adheridos a nuestros dientes.

El sarro no es más que esta placa bacteriana “endurecida” debido a los minerales que se han ido depositando sobre ella. El sarro es mucho más fácil de ver que la placa; tiene un color amarillento o marrón que se suele visualizar en la línea entre la encía y el diente, aunque también puede formarse bajo ellas dañando más los tejidos, haciendo que estos se pierdan o se retraigan.

¿Cómo se elimina?

Una vez que se tiene, la única forma de quitarlo es acudiendo a la consulta del dentista, donde el especialista utilizará unas herramientas especiales para eliminarlo tanto de la superficie del diente que se ve como la que se encuentra debajo de la encía (entre la superficie dentaria y la cara interna de la encía).

Prevención

La mejor forma de prevenir su aparición es llevar una higiene oral adecuada todos los días en la que además de cepillarse los dientes tras cada comida, no hay que olvidarse de utilizar el hilo dental, que ayuda a eliminar mejor los restos de bacterias y de alimentos que se quedan entre los dientes. Es importante no solo cepillarnos la zona del diente con el cepillo, sino hacerlo también entre la zona del diente y la encía, denominada surco gingival. Se debe limpiar con movimientos suaves para no dañar los tejidos, pero es una de las zonas donde más se acumula, por ello es muy importante no olvidarnos de esa área. Además de por salud, la estética también es un factor clave para combatirlo, su color marrón afea muchísimo la sonrisa y además absorbe las manchas más rápido, lo que ocasiona que al fumar o tomar alimentos que tiñen los dientes, se note todavía más.