La halitosis, o mal aliento, es un problema frecuente, sobre todo después de dormir. Este mal olor procedente de la boca puede tener causas muy diversas, aunque en general está asociado a una mala higiene bucodental. Mientras dormimos los dientes están en reposo. Esto hace que no se segregue tanta saliva lo que provoca sequedad bucal.

Si unimos este hecho con el posible estancamientos de alimentos, debido a esa higiene bucal deficiente, tenemos el escenario perfecto para que las bacterias presentes en la boca actúen y descompongan esos alimentos lo que hace que se segreguen determinados compuestos derivados del azufre que huelen muy mal.

Es habitual que la halitosis cause rechazo social. En muchos casos las personas que la sufren no se dan cuenta ya que sus receptores nasales se bloquean y dejan de percibir ese mal olor y son las personas de su entorno las que advierten ese olor.

Las personas que sufren halitosis no huelen el mal olor que desprende su boca

Las personas que sufren halitosis no huelen el mal olor que desprende su boca (Flickr / aquamech-utah – imagen con licencia CC BY 2.0).

¿Cómo se puede evitar el mal aliento?

Lo principal para evitar ese mal olor es mantener una correcta higiene bucodental y cepillar los dientes después de cada comida. No te olvides de cepillar también la lengua y las mucosas ya que ellas también quedan restos de alimento.

También es muy importante beber mucha agua, sobre todo con la llegada del calor, ya que favorece la salivación. Además, mascar chicle también aumenta la producción de saliva.

La ingesta de determinados alimentos de sabor fuerte, como el ajo o la cebolla, también provoca que tras la digestión se exhalen olores muy característicos y desagradables. Beber alcohol y fumar son otras de las causas más frecuentes del mal aliento, por ello si sufres halitosis es muy importante las evites.

Existen otros remedios caseros como las infusiones de menta, mascar perejil, comer manzana o tomar lácteos. Todo esto te ayudará a mantener la boca fresca y alejada del mal aliento.

Comer manzana es un buen remedio contra el mal aliento

Comer manzana es un buen remedio contra el mal aliento.

Cuando la halitosis se convierte en crónica es posible que nuestro cuerpo nos esté dando pistas de que sufrimos algún problema de salud como gingivitis, sinusitis crónica, diabetes, bronquitis crónica, problemas gastrointestinales o alguna infección en el tracto respiratorio.

Si notas que tu mal aliento no desaparece es recomendable que visites a tu odontólogo para que este pueda revisar el estado de tu boca y descarte cualquier enfermedad bucodental que pueda estar causando ese mal olor y ponerle remedio.