El tratamiento con la técnica de ortodoncia invisible Invisalign no termina con el uso del último alineador. Tras lograr tener unos dientes alineados y una sonrisa armónica con el resto de las facciones del rostro, es habitual el uso de retenedores, unas férulas similares a los alineadores transparentes, que permitirán conservar el resultado sin miedo a posibles movimientos con el paso del tiempo.

Esta problemática es más habitual de lo que parece. Muchos pacientes que en su adolescencia tuvieron que someterse a tratamientos de ortodoncia deben volver a someterse a estos pasados los años debido a que sus dientes han perdido su posición alineada.

Similares a los alineadores Invisalign

Los Vivera retainers son los retenedores creados por Align Technology para evitar este tipo de problemas. Estos son muy similares a los alineadores Invisalign ya que están hechos a medida de un material plástico transparente. Su resistencia es mayor que la de otros retenedores del mercado, lo que asegura su durabilidad y garantiza cualquier movimiento no deseado de los dientes.

Lo normal es que si tu ortodoncista ha logrado una posición estable de tus dientes, únicamente sea necesario que uses los retenedores por las noches, mientras duermes. Al igual que los alineadores Invisalign, son extraíbles. Esto permite además mantener la higiene bucodental diaria sin problemas.

Los alineadores viviera te permitirán conservar tu sonrisa perfecta

Conserva tu sonrisa perfecta.

Para fabricarlos se siguen los mismos pasos que en el tratamiento Invisalign. Se lleva a cabo un escaneo de la boca y la mordida del paciente con el escáner iTero para obtener una imagen 3D de la dentadura del paciente. Esta imagen es tratada a través del software Clincheck que permite diseñar el retenedor adaptado al 100% a los dientes del paciente.

Se fabrican 3 juegos de retenedores Vivera en cada pedido (en total 6 retenedores: 3 para los dientes superiores y 3 para los inferiores). Esto permite reponerlos ante pérdidas o cuando el retenedor se da de sí o se rompe. La vida media de estos retenedores suele ser de 12 a 18 meses, dependiendo del uso que el paciente le dé, así que lo normal es que no necesites adquirir un nuevo paquete de retenedores hasta pasados varios años.