La forma y el tamaño de los dientes es diferente en cada persona. A pesar de ello, algunas personas sufren anomalías dentales que hacen que determinadas piezas tengan un tamaño más grande o más pequeño del habitual.

Este tipo de alteraciones reciben el nombre de macrodoncia y microdoncia. Debido a que cada persona es diferente, para determinar que existe una anomalía en el tamaño de los dientes debe existir una proporción inadecuada entre los dientes y el maxilar.

En ambos casos, sus causas son hereditarias ya que son los genes los que determinarán el tamaño tanto del maxilar como de las piezas dentales. Los dientes macrodónticos y microdónticos s son dientes normales con una raíz normal. Esa la alteración de tamaño solo afecta a la corona.

Macrodoncia y microdoncia

¿Qué son la macrodoncia y la microdoncia?

Macrodoncia

La macrodoncia provoca que una o varias piezas dentales tengan un tamaño mayor del estándar. Puede ser de dos tipos:

  • Parcial: cuando tan solo afecta a dientes aislados, normalmente caninos, incisivos o terceros molares.
  • Total: cuando afecta a todos los dientes. Este tipo está asociado a trastornos del desarrollo como la hemihipertrofia o el gigantismo hipofisario.

Es habitual que la macrodoncia cause apiñamientos y malposiciones dentarias. Para solucionar estas problemáticas es necesario el uso de ortodoncia. Un técnica muy recomendada es la ortodoncia invisible Invisalign, que permite alinear los dientes y solucionar cualquier problema de maloclusión de manera cómoda y discreta.

Microdoncia

La microdoncia, en este caso, se da cuando una o varias piezas dentales tengan un tamaño más pequeño de lo habitual. En ambos casos su efecto es estético. Existen varios tipos:

  • Parcial: tan solo afecta a una de las piezas dentales, habitualmente los incisivos centrales superiores, premolares o terceros molares. Es la más común de todos los tipos.
  • Generalizada: la alteración de tamaño afecta a todos los dientes. Este tipo es habitual en algunas enfermedades, como el enanismo hipofisario, u otros trastornos hereditarios.
  • Relativa: se da cuando es el tamaño del maxilar el que hace que los dientes parezcan más pequeños.

Debido a sus consecuencias estéticas puede ser necesario llevar a cabo una restauración con resinas compuestas de la pieza afectada. Además, también es habitual el uso de coronas dentales o carillas estéticas. Además de estos tratamientos, también es habitual el uso de ortodoncia de manera complementaria para alinear los dientes.