Cada paciente es un mundo, y por tanto dentro de las personas que necesitan ortodoncia para corregir su alineación dentaria, no todas requieren de la misma solución. Existen casos graves de malposición y casos menores como pequeños apiñamientos, rotaciones y dientes que tras un tratamiento con ortodoncia han vuelto a su posición inicial por no haber llevado retenedores. Para estos casos menores está pensado Invisalign Lite, otro tipo de ortodoncia invisible que utiliza la misma tecnología que Invisalign pero enfocado a casos más leves cuyo tratamiento requiere de menos tiempo. Además el precio también es menor.

Alineador Invisalign (Wikimedia Commons / Davisdentalcare - imagen con licencia CC BY-SA 4.0).

Alineador Invisalign (Wikimedia Commons / Davisdentalcare – imagen con licencia CC BY-SA 4.0).

Diferencias

Como ocurre con el resto de tratamientos Invisalign utiliza también los alineadores transparentes que hacen que sea un procedimiento muy cómodo y discreto. La principal diferencia es la duración de esta modalidad, que es notablemente más corta. Se utilizan un máximo de 14 alineadores durante el proceso que suponen una duración de no más de 7 meses frente a los 20 que dura el tratamiento de Invisalign Full, recomendado para casos más graves de malposiciones dentarias.

Con este método conseguir solucionar esos pequeños defectos en la sonrisa, que aunque no son graves pueden causar cierto complejo o que simplemente no gustan, Invisalign Lite es una solución muy eficaz dada su corta duración y la comodidad que otorga la ortodoncia invisible para alinear los dientes.

Procedimiento

La forma de proceder es exactamente igual que la de los demás tratamientos de Invisalign. Primero se procede a realizar un estudio detallado de la boca del paciente mediante el escáner íTero, que permite obtener imágenes 3D de la dentadura del paciente en el ordenador sin la necesidad de utilizar los molestos moldes de silicona. A continuación, mediante el programa Clinck Check, el ortodoncista elaborará el plan de tratamiento y podrá visualizar junto con el paciente los pasos a seguir, número de alineadores que deberá utilizar y cómo será el resultado final.

Tras ello el mantenimiento por parte del paciente también es igual, los alineadores son transparentes y extraíbles, lo que facilita poder comer y beber cualquier cosa sin problemas además de favorecer a tener una higiene bucal correcta.

El doctor Iván Malagón es un gran experto en esta y en todas las técnicas Invisalign, sus más de 1400 casos de éxito son la mejor prueba de ello. Además también ha logrado la máxima categoría internacional en esta disciplina, Diamond Doctor, siendo el único dentista español en conseguirlo durante todas sus ediciones.