El próximo 9 de octubre se celebra el ‘Día Mundial del huevo’ en más de 150 países. Esta celebración, organizada siempre el segundo viernes de octubre por la International Egg Commision, tuvo lugar por primera vez en el año 1996 y, desde entonces, muchos países se han sumado a este evento que busca promover las bondades de este alimento y la importancia que tiene en todo el mundo.

El huevo es una gran fuente de proteínas de alta calidad. Estas proteínas nos protegen frente a los ácidos que causan las caries, uno de los problemas dentales más frecuentes entre pequeños y mayores. Además tiene gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales, algo básico para llevar una dieta saludable.

Fuente de fósforo y vitamina D 

El 99 % del calcio del cuerpo se encuentra en los dientes y en los huesos. En su composición podemos encontrar también fósforo, un mineral que es esencial para tener los dientes sanos. Se cree que solo el calcio es necesario para tener los huesos y los dientes fuertes. Lo que no debes olvidar es que si en tu dieta hay una carencia de fósforo todo el calcio que consumes no será absorbido por el cuerpo, es decir, caerá en saco roto.

El calcio, que podemos obtener de los lácteos, algunas frutas o el salmón, juega un papel vital para que los huesos estén fuertes y los dientes se mantengan en su lugar. Pero necesita el fósforo para maximizar sus beneficios. Además, el fósforo también promueve la formación del esmalte dental, una característica que te ayudará si sufres sensibilidad dental, una patología que se manifiesta cuando la dentina queda expuesta porque se desgasta el esmalte dental.

Los beneficios del huevo en tus dientes.

Los beneficios del huevo en tus dientes.

El huevo también es fuente de vitamina D, contenida en su yema, un compuesto esencial para tener los huesos y los dientes sanos ya que ayuda a regular la absorción de fósforo y calcio y es capaz de reducir la inflamación de las encías ante cualquier infección como, por ejemplo, la gingivitis.

Beneficios nutricionales y gastronómicos

Pero no solo aportan beneficios a la salud de nuestros dientes. Los huevos tienen otras muchas propiedades que los convierten en un alimento esencial. Por ejemplo, son fuente de ácido fólico, un compuesto muy necesario en embarazadas para el correcto desarrollo del feto.

Además, contienen en su composición numerosas vitaminas como la A, necesaria para el desarrollo de las células y mantener la función del sistema inmunológico, la vitamina B12, que mantiene el correcto funcionamiento del cerebro, o la vitamina B2, que mantiene saludable la piel y los ojos.

El huevo es un alimento de gran valor nutricional.

Los huevos son un alimento de gran valor nutricional.

Y no debemos olvidar tampoco su versatilidad a nivel gastronómico. El huevo es un alimento que puede encontrarse en cualquier tipo de plato, tanto dulce como salado. Es un ingrediente básico en la cocina que tiene muchísimas propiedades. Así, se convierte en un elemento indispensable en repostería por su capacidad espumante o un gran aliado para elaborar salsas gracias a su poder emulsionante.