Si vas a empezar tu tratamiento de ortodoncia invisible con invisalign o si ya lo has comenzado, seguro que te surgen algunas dudas o problemas, pero no debes preocuparte, no eres la única persona a la que le pasa. Con el fin de ayudar a resolver esas pequeñas cuestiones que van surgiendo a medida que avanza el tratamiento, hemos recopilado los problemas o curiosidades más frecuentes sobre invisalign:

¿Se puede fumar con los alineadores puestos?

El tabaco siempre está desaconsejado ya que además de afear el color de los dientes, sus componentes nocivos alteran el equilibrio bacteriano y favorece la formación de la placa dental. En el caso concreto de los alineadores Invisalign también se desaconseja ya que si se fuma con ellos puestos pueden decolorarse y perder esa discreción que les caracteriza.

¿Molesta al hablar?

Prácticamente ningún paciente tiene dificultades en este aspecto, no impide hablar con normalidad. Al principio si que se puede notar alguna molestia por la presión que ejercen los alineadores en los dientes, pero esto solo ocurre durante las primeras horas, y pasados unos días ya se habitúa uno sin ningún problema a llevarlos puestos.

¿Se puede beber?

Si es agua no hay problema ninguno, pero lo que se desaconseja son las bebidas calientes como el café o el té por ejemplo porque dañan el aparato. Si las bebidas son frías o templadas no hay problema, e incluso si es comida blanda, como un puré templado, tampoco hay problema.

¿Y beber alcohol?

También se puede beber aunque llevemos los alineadores puestos, pero como con el resto de bebidas, no hay que olvidarse de lavar los alineadores y los dientes al llegar a casa. No es necesario que si hemos salido a divertirnos un rato, nos quitemos los alineadores tras cada bebida que nos tomemos y los limpiemos, pero una vez lleguemos a casa sí que es importante limpiarlos.

Rotura de un alineador, ¿qué hago ahora?

Lo primero de todo, para aquellas personas que están pensando en someterse a este tratamiento, no es un problema que le surja a todo el mundo. Si los alineadores se quitan y se ponen de la manera correcta y se guardan en la caja correspondiente, no tienen por qué romperse, no son frágiles. Ahora bien, si se ha roto, tranquilidad ante todo. Lo primero que recomienda el doctor Malagón es seguir llevando el mismo aparato aunque esté fisurado o partido y llamar al dentista para que lo valore.

Los alineadores mueven los dientes en las primeras horas de uso en cada aparato, y el resto del tiempo hasta los 10 o 14 días, hace que se consolide ese movimiento de manera que no vas a notar fuerzas y es probable que notes que el aparato no hace tanta presión. Por tanto, si se rompe después del segundo día, no se preocupe, siga llevando el aparato hasta la siguiente consulta. En la experiencia del doctor Malagón habiendo tratado más de 2.000 pacientes, nunca se ha roto un aparato en las primeras horas, y si sucede después del primer día de uso, hay que seguir llevándolo y comentarlo al dentista.

Alineador en el que se han utilizado 'precision cuts' (ALIGN TECHNOLOGY, INC).

Alineador en el que se han utilizado ‘precision cuts’ (ALIGN TECHNOLOGY, INC).

Si se pierde uno de los juegos de alineadores hay que solicitar unos de sustitución, que tendrá un coste extra, salvo si es un adolescente tratado con Invisalign Teen ya que en el presupuesto están contemplados 6 alineadores extra por si se pierden o se rompen.

En resumen, si se fisura un alineador lo aconsejable es seguir llevándolo hasta que toque cambiar al siguiente, pero si se parte y por ejemplo, estás de vacaciones en la playa y no puedes ponerte el número siguiente porque era el último, también se aconseja llevarlo puesto y llamar al dentista para informarle y concertar una cita cuanto antes. Si se parte y sí se tiene el siguiente alineador lo mejor es ponérselo aunque sea antes de lo marcado.

¿Es peor que se doble o que se rompa un alineador?

Aunque de primeras parece peor que se nos rompa, lo cierto es que una doblez es muchísimo peor. Como hemos explicado antes, si el aparato se fractura en dos trozos lo ideal es poner el siguiente, pero si no llega a romperse y es una simple fisura se recomienda mantenerlo el tiempo estipulado por el dentista. Contrariamente, si se dobla el alineador las consecuencias pueden ser nefastas. Al doblarse, las fuerzas ejercidas sobre los dientes no son las adecuadas y puede invalidar totalmente el tratamiento sin que se consiga el movimiento deseado o que se tuerzan.

¿Cómo se suelen romper los alineadores?

La mayoría de las veces ocurre por descuidos. Cuando llega la hora de la comida y se come fuera de casa, al quitarse los alineadores y dejarlos en el mantel, en la servilleta e incluso en el bolsillo, acaban rompiéndose o fracturándose. Otra causa común aunque suene a comedia de televisión es debido a dejarlos en el lavabo, la mesa o cualquier lugar de la casa, fuera de su caja, el perro lo coge y acaba destrozándolo. Parece una excusa infantil, pero ha pasado más veces de las que parece. Por ello es fundamental guardarlos siempre que no se lleven puestos en su caja.

Cómo evitar que los alineadores se rompan, se doblen o se pierdan

Si somos prudentes y nos quitamos y ponemos de forma adecuada los alineadores no se romperán. Para quitar el alineador superior, la forma correcta de hacerlo es utilizando los dedos y quitarlo desde dentro (palatino) hacia abajo, y el de abajo, desde lingual hacia arriba, porque si se empieza extrayéndolo desde fuera, los ataches hacen demasiada retención y es más fácil que se rompa. Para volver a colocarlos, se debe ayudar siempre con los dedos, nunca mordiendo levemente o moviendo la boca. Es importante también utilizar su funda para guardarlos durante las comidas o cuando los lavamos, de lo contrario, más si comemos fuera de casa o nos encontramos en el trabajo, por ejemplo, se corre el riesgo de que se extravíen o se rompan.

¿Duele?

Invisalign no es un tratamiento doloroso, además sus alineadores están hechos de un material biocompatible, que no genera ni alergias ni rechazos del organismo. Puede sentirse alguna pequeña molestia o presión durante el primer o segundo día tras la colocación de los alineadores, pero desaparecen al poco tiempo.

¿Es normal tener mucha saliva dentro de los alineadores?

La respuesta es no, si todo va como debe ir, no debe producirse este problema. Cuando se produce es debido a un proceso de desadaptación, es decir, que los alineadores no están correctamente ajustados. Esto puede tener dos causas, por un lado puede deberse a que el profesional no ha realizado un buen trabajo y los alineadores no se adaptan como deberían a tus dientes. Por otro lado puede suceder a causa de un mal uso por tu parte, es decir, que el aparato no se usa el tiempo estipulado por el dentista y se desajusta.

¿Puedo utilizar Acceledent de segunda mano?

Para quienes no lo conozcan, recordamos que Acceledent es una técnica aceleradora que hace que se reduzca el tiempo de tratamiento de ortodoncia entre un 30 y un 50%. Funciona gracias a la tecnología SoftPulse, unos micropulsos muy suaves que ayudan a una remodelación ósea más rápida, lo que hace que los dientes se muevan hacia la posición adecuada más rápidamente. Su utilización es muy sencilla, el paciente tan solo tendrá que morder suavemente la boquilla del dispositivo durante 20 minutos cada día.

Además de que no es higiénico utilizar la boquilla utilizada antes por otro paciente y sería necesario comprar una nueva, no es legal darle un segundo uso. Este dispositivo almacena información sobre la progresión del tratamiento para que el odontólogo pueda comprobar los avances. Si se utiliza uno de segunda mano, esta información sería del todo errónea e inservible en la clínica.  Mejor no arriesgarse.