La tendencia de llevar unos dientes de color blanco nuclear a creado un ‘boom’ de productos caseros de blanqueamiento dental así como la aparición de falsos profesionales que blanquean los dientes a un menor coste que en una clínica pero sin la formación adecuada, lo cual puede llegar a ser catastrófico para nuestra salud oral.

Un informe de la Fundación de la Salud Oral revelaba que el 28% de las personas en Reino Unido preferían utilizar estos kits caseros comprados en cualquier establecimiento, aunque sea ilegal, antes que acudir a la consulta del dentista para someterse a un blanqueamiento dental. Ante estos datos la Fundación ha recordado los aspectos tan nocivos que pueden suponer estas prácticas para nuestros dientes. Quemaduras químicas, cicatrices permanentes, pérdida de piezas dentales y, en casos extremos, las capacidades de comer y de respirar también podrían verse afectadas.

Para intentar erradicar estas prácticas y sus nefastas consecuencias, el Consejo Europeo estableció la medida de que los productos con un porcentaje mayor al 0,1% de peróxido de hidrógeno (material básico para el blanqueamiento dental) solo se podrían vender a los profesionales dentales que estén registrados y que ofrezcan estos tratamientos en sus clínicas. Cómo forma de prevención también se estableció que este procedimiento solo se puede llevar a cabo en personas mayores de 18 años y después de que un odontólogo aconseje su realización.

Además de las terribles consecuencias para la salud oral de quienes se blanquean sus dientes de una forma irregular, la nueva directiva también establece castigos para los que realizan estas técnicas sin tener la titulación adecuada para ello. De hecho, un caso reciente ha acabado con dos procesados acusados por practicar la odontología de manera ilegal. Además de condenarlos a pagar los tratamientos que llevaron a cabo, también deben pagar los costes del juicio y a cumplir una pena de 12 meses. Las autoridades recuerdan que existe un amplio desconocimiento en este sentido, y muchos de los que llevan a cabo blanqueamientos ilegales no saben que están infringiendo la ley porque han realizado un curso sobre ello con una empresa que finge homologarles, pero la realidad es que no están aptos para ello. Insisten en que para los blanqueamientos dentales se acuda a un profesional dental homologado.