Los dientes de leche que se les caen a los niños pueden pasar de ser un nostálgico recuerdo para las madres a ser una auténtica enciclopedia sanitaria. Un estudio publicado en la revista ‘Nature’ sostiene que la información que almacenan estas piezas es una especie de registro único de salud que revela todo a lo que ha estado expuesta una persona.

Manish Arora, epidemiólogo ambiental ha elaborado esta investigación, que podría suponer una ventana a los orígenes de la salud. Arora explica que al igual que los anillos de los árboles que se van formando cada año, en los dientes de leche también se van creando unos anillos, pero diariamente. En ellos se almacenaría toda la información a la que el feto está expuesto en el útero. Con un equipo especializado se podría descodificar los datos almacenados en ellos afirma.

Este hallazgo puede revolucionar la forma de evaluación sanitaria. Hasta ahora forma más fiable y utilizada para analizar a qué se ha estado expuesto son los análisis de sangre. Los dientes de leche infantiles suponen un paso más allá, ya que lograr desvelar lo que ocurre durante el desarrollo fetal y durante la infancia (hasta la caída de los dientes) puede proporcionar la ventana más temprana existente hasta el momento sobre cómo influyen ciertos factores en la salud.

Diversos estudios mantienen la hipótesis de que patologías como la obesidad o el asma se desarrollan durante la gestación por la exposición de la madre a diversos factores. Determinar el modo exacto en que influyen determinados parámetros en el crecimiento del feto podría ayudar a minimizar los riesgos para la salud del futuro niño durante el embarazo.

Investigaciones de este tipo, que evalúan las exposiciones tempranas para determinar qué factores y cómo influyen en el desarrollo de enfermedades futuras, están proliferando en los últimos años, con especial relevancia las que analizan los factores ambientales frente a los genéticos. En la actualidad se está analizando cómo inciden determinados factores en la etapa prenatal en enfermedades como la leucemia infantil, el asma o el cáncer de mama.