Además de nosotros, muchos animales tienen dientes también, pero su dentadura suele ser muy distinta a la de los humanos. Algunos pueden llegar a tener 20.000 dientes a lo largo de su vida mientras que la especie humana, en su vida adulta, tan solo dispone de 32 piezas dentales. Una gran diferencia, ¿no? Repasamos las dentaduras más curiosas del reino animal:

Elefante:

Lo más característico de los elefantes son sus enormes colmillos de marfil, pero, ¿son realmente sus dientes? Sí, estos majestuosos colmillos forman parte de su dentadura, son sus incisivos superiores, pero no son las únicas piezas dentales de las que disponen. Estos los utilizan para cavar, levantar troncos, defenderse…pero dentro de la boca poseen más dientes para ayudarles a masticar. Al nacer los colmillos son de leche, y al año de edad caen, y sobre los 3 años comienzan a desarrollar los colmillos permanentes que van creciendo a lo largo de toda su vida a un ritmo de unos 15 centímetros por año. Una peculiaridad de los colmillos es que estos dientes carecen de esmalte dental, que recordamos que se trataba del tejido más resistente en los humanos y que actuaba de escudo protector de nuestros dientes. Los colmillos del elefante pierden el poco esmalte con el que nacen a medida que les van saliendo y les van dando uso, la superficie es casi toda dentina, y la parte que sobresale de su boca tan solo son dos tercios de lo que en realidad mide el colmillo. Al estar la dentina tan al descubierto, sin protección, les hace muy sensibles a los golpes, y cuando pierden la pieza o se fractura, queda al descubierto la pulpa dental, lo que puede provocar graves complicaciones y dolores al animal.

Tiburón:

Este pez, porque aunque grande no deja de ser un pez, posee una de las dentaduras más temidas y a la vez más asombrosas. Existen varias especies de tiburones y cada especie tiene diferentes tipos de dientes acorde con la dieta que siguen. Por ejemplo, el tiburón tigre posee unos dientes muy afilados que podrían perfectamente atravesar el hueso. En términos generales, poseen entre 5 y 15 filas de dientes. Cada pieza dental tarda alrededor de unos 7 días en caerse, y en unas 24 horas e incluso menos, vuelve a crecer otro diente. ¿Cuántos dientes supone esto? Según los expertos, en un tiburón tigre por ejemplo, implica que en unos 10 años puede producir más de 20.000 dientes.

Cocodrilo:

Es otro de los animales más temidos y más voraces del planeta, y como el tiburón, existen varias especies distintas con sus dientes adaptados, pero hablando en rasgos generales, el cocodrilo suele tener de media unos 74-80 dientes. Se alimenta de animales vivos a los que debe cazar y despedazar, por lo que sus dientes son muy afilados y también se van regenerando a medida que los van perdiendo.