La psoriasis es una patología inflamatoria crónica que afecta a las células cutáneas, es decir, a las células de la piel. Esta enfermedad provoca que estas células se regeneren cada 3 o 6 días en lugar de hacerlo cada 28, como ocurre en una persona que no padece psoriasis. Esta aceleración del ciclo ocasiona que en las zonas de la piel afectadas aparezcan placas enrojecidas y escamosas que causan dolor, picor e inflamación al paciente.

En España la padecen alrededor del 1,4% de la población (unas 600.000 personas), y además de los molestias que ocasiona en la vida diaria, implica un mayor riesgo en desarrollar enfermedades como la diabetes, artritis psoriásica, accidentes cardiovasculares…y un amplio etcétera. Ahora un nuevo estudio llevado a cabo en Noruega ha añadido también la periodontitis a esta lista.

Según esta investigación, publicada en la revista ‘BMC Oral Health, los pacientes con psoriasis son más propensos a sufrir periodontitis. Para llegar a esta conclusión examinaron a 50 personas con psoriasis frente a un grupo de control de 121 que no la padecía. En el grupo de las personas con psoriasis un 25% también desarrolló periodontitis frente al 10% del grupo de control. Pero el porcentaje más significativo fue el de la pérdida de hueso alveolar, en el que un 36% de las personas con psoriasis sufrieron pérdida de hueso alveolar de al menos 3 mm frente al 13% de pérdida ósea que se detectó en el grupo de control.

El hueso alveolar es el que cubre los alveolos (o cuencas) que recubren las raíces de los dientes, y su pérdida es una consecuencia de la periodontitis, que si no se trata puede ocasionar problemas orales muy graves. Esta investigación no es la primera sobre la relación que existe entre estas dos enfermedades, estudios anteriores ha determinado que las personas que sufren periodontitis pueden tener más riesgo en desarrollar la psoriasis.

El Doctor Rasa Skudutyte-Rysstad, uno de los autores principales del estudio, señala que ambas patologías son “dos respuestas exageradas del sistema inmunitario”, y aboga por realizar más investigaciones para determinar una relación de causalidad más detallada. Por el momento los resultados de su estudio muestran que las personas con psoriasis son más propensas a sufrir la enfermedad periodontal, por lo que, además del grupo de médicos habitual en los tratamientos de esta dolencia, el dentista puede jugar también un papel importante para prevenir la aparición de la periodontitis en estas personas.