Beber té verde lleva reportando beneficios a la humanidad desde hace miles de años. Entre sus muchos aspectos saludables, se encuentran por ejemplo su poder antioxidante, ayuda a controlar la diabetes, favorece la fertilidad y en lo que a salud dental se refiere, estudios como el de la Universidad de Kyushu (Japón) publicado en la revista Journal of Periodontology, han mostrado que su consumo habitual incrementa la salud bucodental. Las hojas del árbol denominado salvadora pérsica por su parte también han servido durante miles de años como ‘cepillo de dientes’ si se masticaban.

Según varios investigadores iraquíes, el análisis por separado ha mostrado que los extractos del té verde tenían un mayor efecto anti placa, pero la combinación de los extractos de estas dos plantas reporta enormes beneficios para la salud oral.  La investigación muestra que esta combinación combate la formación de la placa dental mediante la reducción significativa de la hidrofobicidad celular y de la capacidad de adherencia de las bacterias que la forman.

¿Qué es la placa dental?

La placa dental está formada por las bacterias que se adhieren a los dientes, encías y lengua debido a la acumulación de los restos de alimentos y gérmenes tras las comidas. Esta capa tiene un color blanco o amarillento y si no se lleva una higiene adecuada las bacterias se desarrollan y atacan a los dientes causando caries y enfermedades en las encías.

Estudios recientes han determinado que el consumo del tabaco, dentro de una larga lista de inconvenientes para la salud, aumenta notablemente la formación de la placa dental sirviendo de catalizador a la proliferación de estos biofilms bacterianos.

Para prevenir la formación de la placa dental y evitar futuras enfermedades bucales es importante llevar una buena higiene bucal a diario, evitar productos nocivos como el tabaco o alimentos excesivamente azucarados e incluir en la dieta diaria productos que ayuden a combatir la placa como el té verde y la salvadora pérsica, los arándanos o las fresas entre otros.