Existen muchos factores que afectan a nuestra sonrisa, pero también existen muchísimos hábitos y tratamientos, como cuidar nuestra nutrición o invisalign, que nos ayudan a mejorarla. Hablamos de salud, de estética y de bienestar.

Todos sabemos que la nutrición empieza en la boca. Y debemos poner nuestra mira especialmente en la salud oral. Además de propias patologías bucodentales muchas de las enfermedades que luego pueden afectar al resto del organismo tienen su origen en este punto.

Pero, ¿Cómo sabemos que alimentos son beneficiosos para nuestra salud oral? ¿Por dónde empezamos? La Asociación Dental Americana promulga que lo ideal es ingerir alimentos que sean ricos en fósforo y/o calcio, ya que estos minerales son indispensables para la fortaleza de nuestros dientes y encías. Podemos encontrar calcio en muchos alimentos lácteos, como la leche y el yogurt. También carne, pescado y huevos ayudan a nuestra salud aportando fósforo y proteínas.

Además la fruta y la verdura son alimentos muy recomendables  bucodentalmente hablando. Se convierten en aliados verdaderamente infalibles. Para limpiar los dientes debido a su alto contenido en agua y fibra. “Además, otro beneficio extra que ofrecen es que ayudan a producir más saliva. La cual neutraliza los ácidos de las bacterias y protege contra las caries. Otro truco que ayuda a estimular saliva es mascar chicle. Sin azúcar claro, tras las comidas.” explica el Doctor Malagón.

¿Sabías que cada 28 de Mayo se celebra el día de la nutrición?

Esta es una de las iniciativas saludables que apoyan muchas instituciones. Y que cuenta con la colaboración de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD). Su principal objetivo es resaltar la importancia de transmitir hábitos alimentarios saludables

Con el ritmo de vida actual, cada vez son más las personas que deben comer fuera de casa, por lo que no siempre se dispone de cepillo para lavarse tras la comida o a veces lo que falta es el tiempo para hacerlo en el trabajo. Si, por el motivo que sea, no podemos limpiarnos los dientes. Podemos por lo menos, en esas ocasiones, intentar comer alimentos que benefician a nuestra dentadura, y minimizar así los daños.” Tal y como afirma el prestigioso odontólogo Iván Malagón.