Todos los dientes se mantienen en nuestra dentadura gracias al hueso alveolar y al ligamento periodontal, ambos tejidos de soporte de los dientes junto con las encías. El hueso alveolar se encuentra en los maxilares, tanto inferior como superior, y en él se encuentran los alveolos o cuencas donde se localizan las raíces de los dientes, unidas al hueso alveolar por el ligamento periodontal.

La enfermedad periodontal o periodontitis afecta a estos tejidos de soporte,  y si no se trata a tiempo y estos tejidos se estropean en exceso los dientes comienzan a moverse y acaban perdiéndose. La pérdida de hueso alveolar es uno de los síntomas más comunes de los pacientes que sufren este tipo de patologías. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Médica Dental de Tokio han ideado una fórmula para estimular el crecimiento óseo que no requiere cirugía alguna, simplemente se logra utilizando una inyección.

Esta prometedora inyección está compuesta por un gel a base de gelatina que contiene el péptido OP3-4 y una proteína morfogenética ósea recombinante humana, la BMP-2. Los científicos inocularon dicho compuesto en las mandíbulas de varios ratones para comprobar qué efectos tenía con el fin de desencadenar un aumento del hueso.

La proteína BMP-2 ya se había probado antes en los seres humanos para facilitar la osteogénesis (proceso de formación del hueso), pero se comprobó que unos niveles demasiado elevados podían causar inflamación y generar tumores en el desarrollo. Por el contrario, la OP3-4 inhibe la descomposición del hueso y estimula la diferenciación de las células responsables de la formación ósea.

Al inyectar el mencionado compuesto en las mandíbulas de los roedores se evitan las complicaciones derivadas de cualquier cirugía como inflamaciones, posibles infecciones… y posteriormente los expertos comprobaron que se produjo un aumento de masa ósea en la zona donde se había puesto la inyección. Los ratones a los que se les inyectó la OP3-4 tenían una masa ósea más grande, con más densidad y con mayor contenido mineral que a los que solo se les inyectó BMP-2.

Este gel inyectable sin duda es una solución muy prometedora para los casos de pérdida de hueso alveolar, que podrían recuperar la masa ósea perdida sin necesidad de cirugía.