El paciente tenía arcadas dentales estrechas, lo que estaba provocando el apiñamiento de los dientes. Esto, además de que visualmente provocaba que su sonrisa no fuera bonita.

También dificultaba la correcta higiene bucodental y sobrecargaba los tejidos de soporte de los dientes (encías y ligamento periodontal), provocando su inflamación y sangrado continuo.

Sonrisa del paciente antes de someterse a la técnica de ortodoncia invisible Invisalign

Sonrisa del paciente antes de someterse a la técnica de ortodoncia invisible Invisalign.

El paciente también sufría hipertonía (tensión excesiva) de músculos alrededor de los labios, lo que hacía que tanto sus molares como sus premolares estuvieran volcados hacia dentro.

La arcada inferior del paciente antes y después de utilizar Invisalign

La arcada inferior del paciente antes y después de utilizar Invisalign.

Tratamiento de la mordida del paciente con el software Clincheck

Tratamiento de la mordida del paciente con el software Clincheck.

El tratamiento elegido para él fue Invisalign. En este caso se pretendía conseguir el espacio necesario en sus huesos maxilares para alinear sus dientes y crear armonía en su sonrisa. Tras el tratamiento de ortodoncia invisible el paciente se sometió a un blanqueamiento dental.

Cambios en la sonrisa y el rostro del paciente tras el uso de Invisalign

Cambios en la sonrisa y el rostro del paciente tras el uso de Invisalign.