Os presentamos un nuevo caso clínico llevado a cabo en Iván Malagón*Clinic tratado con la ortodoncia invisible Invisalign. La paciente sufría discrepancia óseo-dentaria negativa, es decir, tenía un apiñamiento dentario por una discrepancia entre el tamaño de sus dientes y sus bases esqueléticas (maxilar y mandíbula).

Sonrisa de la paciente antes del tratamiento con Invisaling

Sonrisa de la paciente antes del tratamiento con Invisaling.

Cuando el maxilar es más estrecho, como le sucedía a la paciente, y los dientes tienen un tamaño normal se produce una falta de espacio. En el caso presentado, el apiñamiento era más evidente en la arcada inferior. La compresión maxilar y mandibular, además de provocar ese apiñamiento, provocó que sus líneas medias dentales se desviaran.

Además, al morder los dientes de la paciente entraban en contacto de manera anómala. Esta problemática estaba causando un desgaste progresivo de su dentadura y estaba haciendo que sus encías se perdieran, sobre todo a nivel de incisivos y caninos.

Sonrisa de la paciente antes de utilizar ortodoncia invisible Invisalign

Sonrisa de la paciente antes de utilizar ortodoncia invisible Invisalign.

En este tipo de casos también es frecuente, como se puede observar en las fotos de perfil, que la musculatura que rodea los labios sea hipertónica, es decir, esté tensa. En el caso concreto de la paciente hacía que el labio superior se viera más fino. Debido a su problema de malposición dentaria, tenía los incisivos centrales superiores volcados hacia dentro. Esto provocaba que el labio inferior tuviera mayor proyección que el labio superior.

Mordida de la paciente antes de utilizar Invisalign

Mordida de la paciente antes de utilizar Invisalign.

Para alinear los dientes de la paciente y solucionar sus problemas de malposición se recurrió a la ortodoncia invisible Invisalign. En su caso era necesario dar forma a la arcada, expandiendo a nivel de los molares y premolares y comprimiendo a nivel de los segundos molares. En este tipo de tratamientos es necesario manejar bien la secuencia debido a que en este tipo de casos se puede proinclinar los incisivos a la vez que se comprimen los segundos molares.

Contar con un profesional con amplia formación y experiencia en este tratamiento permitió que la duración total del tratamiento fuera solo de 14 meses ya que los movimientos se realizaron de manera simultánea y no secuencial. Al finalizar el tratamiento se solucionaron por completo los problemas de malposición dentaria de la paciente logrando así que tuviera una bonita y renovada sonrisa.

Sonrisa de la paciente al finalizar su tratamiento con Invisalign

Sonrisa de la paciente al finalizar su tratamiento con Invisalign.

Sonrisa de la paciente después de utilizar Invisalign

Sonrisa de la paciente después de utilizar Invisalign.

Dientes de la paciente tras someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign

Dientes de la paciente tras someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.