Os presentamos un nuevo caso clínico tratado en Iván Malagón*Clinic mediante la técnica de ortodoncia invisible Invisalign. La paciente acudió a la clínica con el objetivo de someterse a un tratamiento de odontología estética.

Debido al excesivo apiñamiento de sus dientes hacer carillas no estaba recomendado porque habría sido necesario tallar mucho los dientes y, además, la sonrisa resultante sería muy estrecha y con dientes muy pequeños.

Como se puede ver en las imágenes, la paciente tenía el labio superior muy fino debido a que sus dientes estaban muy volcados hacia dentro. Para conseguir dar soporte a los labios era necesario hacer que su arcada fuera más amplia y, además, dar inclinación a los incisivos.

Aspecto de la sonrisa de la paciente antes de utilizar Invisalign

Aspecto de la sonrisa de la paciente antes de utilizar Invisalign.

En las fotografías a nivel intraoral puede verse que sus líneas medias dentarias no coincidían. Debido al trauma oclusal que la paciente transmitía cuando masticaba, los bordes de sus incisivos centrales superiores estaban rotos. Además, sus encías estaban muy retraídas por la carga tan grande que sus dientes les transmitían y, como se puede ver en las imágenes, estaban muy inflamadas.

Mordida de la paciente antes de utilizar la ortodoncia invisible Invisaling

Mordida de la paciente antes de utilizar la ortodoncia invisible Invisaling

En las imágenes que muestran la visión lateral derecha puede observarse como existe una maloclusión clase II canina, es decir, los caninos superiores chocaban directamente con los inferiores. Este hecho era muy perjudicial para la función masticatoria debido a que la inclinación de los caninos hacía que ese engranaje fuera muy malo lo que también perjudicaba a sus encías y a su soporte óseo. En el lado izquierdo sufría el mismo problema además de una falta de espacio.

Aspecto de sus dientes antes del tratamiento y predicción mediante Clincheck

Aspecto de sus dientes antes del tratamiento y predicción mediante Clincheck.

En su arcada superior se puede observar esa falta de espacio y, además, como sus líneas medias estaban muy descentradas. Su arcada inferior también presentaba un apiñamiento tremendo y una falta de espacio que hacía que su canino estuviera completamente fuera de arcada.

Aspecto de sus dientes antes del tratamiento y predicción mediante Clincheck

Aspecto de sus dientes antes del tratamiento y predicción mediante Clincheck.

Invisalign, la solución

Debido a todas las problemáticas presentadas se decidió que lo más adecuado era que se sometiera a un tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign. Este tipo de ortodoncia es muy cómoda y discreta por ello permite solucionar cualquier tipo de problema de malposición dentaria sin que nadie intuya que se está llevando a cabo el tratamiento.

Invisaling, además, cuenta con el software Clincheck, una herramienta que permite predecir de manera virtual cómo se desarrollará el tratamiento. Las predicciones obtenidas a través de este programa son propias de cada profesional, de ahí la importancia de dar con un odontólogo formado en esta técnica y que además cuente con la sensibilidad estética suficiente para planificar el tratamiento de manera correcta y con unos resultados naturales y estéticos.

Imagen intraoral tras el tratamiento con Invisalign

Imagen intraoral tras el tratamiento.

En este caso era necesario centrar las líneas medias y redistribuir las cargas para que los dientes de la paciente no sufrieran. Si esta paciente hubiera seguido masticando de esta manera a medio largo plazo habría perdido más encía lo que podría provocar que sus dientes se movieran y finalmente perdiera piezas dentales.

A pesar de su apiñamiento dentario no se planeó la extracción ni el tallado de ningún diente antes de someterse al tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.

El objetivo primordial era armonizar las bases, es decir, crear una amplitud de arcada para conseguir colocar todos los dientes en su posición correcta sin necesidad de extraer ninguna pieza dental.

Comparativa inicial y final

Comparativa inicial y final.

Para conseguir armonizar la dentadura fue necesario dar torques a nivel de los premolares, es decir, dar un poco de expansión e inclinación a los premorales, que estaban muy metidos hacia dentro, para así crear espacio y conseguir alinear los incisivos.

De esta manera se consiguió crear una base parabólica y hacer que sus dos arcadas estuvieran bien coordinadas. Invisalign permitió lograr el engranaje adecuado para que así la paciente consiguiera una renovada y bonita sonrisa y, lo más importante, mantener sus dientes para siempre.

Comparativa inicial y final

Comparativa inicial y final.