En el caso de hoy tratado con la técnica Invisalign nos encontramos con un paciente que posee una discrepancia oseodentárea negativa de 12mm. Existe un apiñamiento severo, generado por una compresión dentoalveolar bilateral simétrica de arcada superior.

Además provoca la mordida cruzada posterior bilateral de premolares y del incisivo lateral número 12. Así como la desviación de líneas medias por desviación de la línea media dentaria superior hacia la derecha. Por otro lado dichas líneas medias, no solamente están desviadas, si no que están inclinadas 19 grados respecto a la línea media facial.


Esta maloclusión ha provocado que el nivel gingival sea disarmónico debido a las cargas que reciben los dientes durante la función. Como consecuencia, las encías se encuentran en diferentes niveles con zonas especialmente retraídas. Un claro ejemplo lo vemos a nivel del canino número 13. En segundo lugar partes muy inflamadas y sangrantes, provocando la existencia de bolsas que incrementan la patología periodontal.

Invisalign en Ivan Malagón Clinic


Los protocolos de tratamiento que siguió el doctor Iván Malagón iban encaminados a conseguir unas adecuadas dimensiones transversal y anteroposterior, porque así como se ve en las fotografías laterales, incisivo lateral 12 y canino 13 se encontraban en la misma línea. Por ello se debía crear el espacio completo para un diente entero mediante expansión, desrotación y distalización de los sectores posteriores superiores y coordinación de arcadas. El canino tenía que ser extruído alrededor de 6 milímetros, utilizando la secuencia adecuada y la selección de ataches necesaria.

Al final del tratamiento se observa cómo no solamente se ha solucionado el apiñamiento, se han saltado las mordidas cruzadas posteriores bilaterales, también la mordida cruzada anterior, el canino se ha nivelado con el resto de la línea de oclusión y además se observa como la encía a nivel general y a nivel particular, sobre todo teniendo en cuenta la inserción del tejido periodontal del canino 13, ha sido mejorada de manera considerable sin necesidad de cirugía.

El simple hecho de reubicar los dientes en su posición más adecuada. Así como redistribución de las cargas axial ha provocado que los propios tejidos blandos se encuentre más cómodos. Y mejore la reinserción periodontal en menos de un año de tratamiento. Además las líneas medias se encuentran centradas respecto a sí mismas y con la línea media facial. Se han conseguido unas proporciones que aportan naturalidad, belleza y sobre todo la correcta función. Para que todo el sistema permanezca estable para el resto de la vida del paciente.