La paciente había visitado tres especialistas antes de acudir al Doctor y experto Invisalign Iván Malagón. Todos ellos diagnosticaron que para solucionar su problema de discrepancia óseo dentaria negativa, para solucionar ese apiñamiento severo, tenían que extraerle cuatro dientes sanos.

Todo esto sin garantías de que pudieran cerrarse completamente dichos espacios de extracción. De manera que la paciente quiso buscar una cuarta opinión. Una paciente que vive fuera de Madrid (ciudad en la que se encuentra la clínica del Doctor Iván Malagón). Decidió desplazarse hasta aquí, a pesar de tener dentistas en su zona de confianza. Principalmente debido a que los argumentos de estos no le aportaron la confianza suficiente.

Desde el principio el Doctor Iván Malagón planteó el caso sin extracciones porque a nivel de estructura del macizo cráneo maxilofacial, la paciente tenía buen hueso basal. De manera que le permitía al experto remodelar con ortodoncia, el hueso dentoalviolar, hueso que rodea a las raíces de los dientes. Aportando los torques positivos, es decir, las inclinaciones hacia vestibular de caninos y premolares tanto superiores como inferiores para mantener la coordinación de arcadas, iba a ser suficiente para lograr el espacio necesario para solucionar la discrepancia de tamaño entre el hueso dentoalveolar actual y el tamaño de sus dientes.

Desarrollo del caso Invisalign

Se trató con ortodoncia invisible invisalign y el secreto de esta técnica es la biomecánica. Había que tener en cuenta los movimientos recíprocos transversales y anteroposteriores para no perder predictibilidad. La simultaneidad de movimientos a de estudiarse muy bien para que los alineadores no se desajusten y provoquen que el tiempo del tratamiento se prolongue. Como se puede ver en la foto final los ataches que fueron necesarios a nivel de premolares eran únicamente ataches optimizados. Para lograr la inclinación mesiodental de las raíces y los ataches pasivos de anclaje eran únicamente molares.

Se puede observar que no solamente se corrigió el apiñamiento si no que se centró perfectamente la línea media. Conseguimos simetrías bilaterales en torques entre caninos y premolares. Se logró el perfecto paralelismo entre las raíces de incisivos inferiores. Y también se consiguió corregir el tip mesiodistal de las raíces de incisivos centrales superiores. Los cuales poseían una discrepancia superior a 20 grados. Además a nivel periodontal ha mejorado considerablemente. Raíces como la del canino 43 se encuentra mucho mejor incluida en su hueso compacto. No solamente no se ha perdido soporte si no que ya no existe ningún tipo de pérdida periodontal.