×

Diseñan una nanopartícula que previene la periimplantitis

Los implantes son uno de los recursos de la odontología que más ha cambiado la vida de los pacientes a mejor. Recordamos que un implante es un reemplazo artificial de un diente faltante que simula tanto su forma como su función, por lo que la calidad de vida, la estética y la función masticatoria de alguien que por cualquier causa pierde un diente se mantienen intactas.

Aunque es una solución práctica y funcional no está exenta de riesgos y pueden fracasar. El motivo más común de fracaso de un implante se debe a la periimplantitis, un proceso por el cual las bacterias bucales forman biofilms alrededor del implante y provocan la inflamación y destrucción de los tejidos que lo rodean así como el desarrollo de estas en el propio implante, lo que ocasiona su pérdida. Este problema tan extendido puede tener solución en un futuro no muy lejano gracias a una investigación de la Universidad de Plymouth (Reino Unido), en la cual han dado con un nuevo nanorrevestimiento que minimizaría muchísimo el riesgo de periimplantitis.

Este recubrimiento está compuesto por plata, hidroxiapatita (mineral del que está compuesto el esmalte dental) y óxido de titanio. Según el estudio, publicado en la revista científica ‘Nanotoxicology’, al recubrir el implante con él, se minimiza al máximo el riesgo de periimplantitis. Logra inhibir en un 97% el crecimiento de biofilms sobre la superficie del implante, todo un logro. En el laboratorio han probado su gran eficacia y han comprobado (en placas de cultivo) como este nanocompuesto logra frenar a la bacteria Streptoccus sanguinis, una de las más nocivas de nuestra cavidad bucal ya que si llega al corazón mediante el torrente sanguíneo puede causarle graves consecuencias. Pero además de eliminar dicha infección, este revestimiento también logró crear una superficie antibacteriana reduciendo enormemente el riesgo de fracaso del implante y que también mejora el proceso de osteointegración.

De momento como hemos mencionado estas pruebas se han realizado en placas de laboratorio, todavía quedan por realizar más pruebas hasta que se pueda utilizar en la práctica clínica, pero los expertos aseguran que están en el buen camino.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Newsletter